1

Justo al borde

Autor / Ilustrador: Agnés de Lestrade & Valeria Docampo
Editorial:  Una Luna

Un entrañable oso azul nos enseña cómo es la vida de divertida si aprendemos a mirar las cosas desde diferentes perspectivas, de disimiles puntos de vista. Todo lo que empieza tiene un final, pero a la vez, nos lleva a comenzar otras nuevas aventuras.

Justo cuando pensamos que estamos en el borde o al final de algo, resulta que es el comienzo de algo nuevo.

El oso azul nos enseña cómo, con nuestra imaginación, se pueden crear fantasías, palabras y formas distintas de ver las cosas para evitar el aburrimiento y la tristeza cuando algo llega a su fin. Incluso a veces el silencio también nos ayuda a pensar, imaginar y fantasear.

Las imágenes van a tono con este cuestionamiento poético-filosófico, el oso poeta- filósofo azulino se vuelve gigante, ocupando horizontalmente la doble página, o bien se mimetiza como un pez más en el mar, o se vuelve imperceptible en el borde de la página.  Siempre está presente un pequeño elemento amarillo, que luego se transforma en otro objeto: una regadera, granitos de arena, un caracol, un pez, una osa-mariposa. Finalmente, todo se torna amarillo, hasta el mismo oso.

Nuevamente la ilustradora les da un simbolismo a los colores, el amarillo es la esperanza, la creatividad, frente al azul del miedo, del invierno, del aburrimiento. El contraste de formas densas y minimalistas, enormes y diminutas, la presencia de la forma del caracol que envuelve, de formas geométricas vacías y texturas que dan calidez, complementan poéticamente al texto, creando varios niveles de lectura.

Una reflexión final nos deja pensando si el borde de una cosa es el comienzo de otra, y que posiblemente esta será distinta y hasta puede que muchas veces, más divertida.

Beatriz A. Ré